Limonada con lúpulo o Limhopnada

La entrada de hoy, al igual que la anterior, tiene sus raíces en el pasado congreso de la ACCE celebrado en Burgos el marzo pasado. Entre el inmenso mar de cervezas que se dispusieron en el bar para disfrute de los asistentes al congreso se coló una limonada hecha con lúpulo que para muchos de nosotros sirvió de pequeño descanso alcohólico antes de volver a catar más cervezas. Al probarla me pareció muy interesante pero el congreso seguía su curso así que ahí se quedó la cosa hasta que al volver a casa una vez finalizado el congreso la recordé y me puse a buscar información. Sin dar demasiadas vueltas fui a parar a este hilo del foro de la ACCE donde el propio autor de tan peculiar limonada dejó la receta y el proceso seguido para elaborarla. Así que al César lo que es del César, toda lo descrito en la entrada de hoy está basado, por no decir plagiado, en la información facilitada por Beer of Thrones (nick del foro ACCE). ¡Muchas gracias por compartir!

Preparando los limones para la Limhopnada

Al mismo tiempo, esta elaboración nos iba a servir para probar por primera vez nuestro recién adquirido tapón carbonatador o, como es más conocido por su denominación en inglés, carbonator cap. Es sin más un tapón con una rosca válida para la medida estándar de botellas PET de refrescos comerciales y que además se puede acoplar a conectores para gas o líquido como los de los cornis. Gracias a esto, entre otros usos varios, permite carbonatar líquidos en botellas PET. Es algo relativamente sencillo pero muy útil por ejemplo para sacar muestras de una cerveza de un fermentador, meterla en una botella de PET y llevarla a una comida o reunión ya carbonatada, o para hacernos una idea de por dónde va nuestra cerveza. Existen otros usos, que podéis ver en otros sitios donde ya lo han explicado de forma clara y sencilla.

Limonada de lúpulo recién preparada

Pero no nos desviemos del tema y vamos a la limonada de lúpulo. Basándonos en la receta del hilo que os hemos comentado anteriormente, las cantidades que utilizamos nosotros para un volumen de 1,5 litros (tamaño de nuestra botella PET) fueron las siguientes:

Limonada con lúpulo (cantidades para 1,5 litros)

3 limones
Piel de los 3 limones (con lo mínimo de parte blanca)
52 g de azúcar
8 g de lúpulo Citra (pellets)
Agua hasta completar los 1,5 litros

Para empezar, calentamos unos 250 mL de agua en la que se iba a disolver el azúcar a utilizar. Paralelamente, lavamos bien los limones por fuera y les quitamos la piel, procurando quedarnos únicamente con la parte amarilla, desechando al máximo la parte blanca. Una vez separada la piel, exprimimos los 3 limones. Echamos el zumo de los limones sobre el agua caliente ya con el azúcar disuelto y con ayuda de un embudo pasamos la mezcla a una botella de PET a través de un colador para retirar posibles restos de pulpa del limón. Completamos la botella con agua fría y, antes de meterla en la nevera, le añadimos las pieles de los limones y los 8 g de Citra. En principio se puede hacer con cualquier variedad de lúpulo pero pensamos que el Citra le iría bien. Una vez que está todo en la botella, cerramos y a la nevera donde pasará las siguientes 48 horas.

Limonada tras 48 horas en nevera

Transcurrido dicho tiempo, la masa de pellets de lúpulo y las pieles de los limones han sedimentado en el fondo de la botella. Solo nos queda librarnos de estos sólidos antes de poder carbonatarla. Para ello, pasamos todo el líquido a otra botella igual filtrando esta vez a través de un colador de tela. Mientras hacemos esto ya se puede apreciar que el Citra ha hecho su trabajo y que su aroma se mezcla con el del limón. Una vez que ya tenemos la limonada en la botella definitiva solo nos queda enroscar el carbonator cap e ir metiendo el CO2 a través de nuestro conector ball lock para gas hasta el nivel que nos parezca mejor. Con el gas dentro, para ayudar a su integración en el líquido, agitamos la botella varias veces.

Carbonatando la limonada con lúpulo

Hora de probar el resultado. Tiene su punto justo de azúcar, lo suficiente para contrarrestar la acidez del limón. Y el aroma y sabor del Citra combinan muy bien con el sabor del zumo de limón. El gas también juega su papel al darle cierta efervescencia. Aun siendo una receta muy parecida a la que probé en el congreso de la ACCE, el cambio de variedad de lúpulo le da un toque bastante diferente. Me parece una bebida muy curiosa y con múltiples posibilidades de variación gracias a los lúpulos que se le pueden añadir. Nosotros nos la bebimos al final de una pequeña cata de cervezas que hicimos en casa y nos gustó a todos los que estábamos. Una bebida refrescante, ideal para cuando el calor apriete, incluso para niños (más sano además que los refrescos comerciales). Y también para adultos que por una u otra razón no beban o no puedan beber alcohol, para que tengan su pequeña ración de lúpulo.

Esta entrada fue publicada en elaboración y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Limonada con lúpulo o Limhopnada

  1. Buenas,
    A mi tengo que reconocer que no me gustó la que probé en el congreso, no sé si por cantidad de lúpulo o que no es lo mismo en cerveza que en una limonada, me parecía estar chupando conos de lúpulo, no me resultó agradable.
    Pero bueno será cuestión de buscar el equilibrio, tal vez ahora que no puedo hacer cerveza por el calor me ponga a experimentar un poco, porque una limonada fresca en verano entra sola 🙂

    Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • LOS CHICOS dijo:

      Hola, como he comentado en la entrada a mi si me pareció interesante en el congreso, aunque bebí medio vaso entre las cervezas e igual fue por eso que no me saturó. Yo si pienso que es verdad que no tiene mucho que ver el lúpulo en la cerveza que en la limonada. Si vas a probar, a mi esta con Citra me pareció muy bebible, quizás si la hiciera de nuevo le añadiría algo menos de lúpulo, pero eso ya depende del gusto de cada uno y de la variedad que se use. Eso si, para el verano os la recomiendo porque me pareció muy refrescante.

      Un saludo

      Le gusta a 1 persona

  2. Beer of Thrones dijo:

    Me alegro de que os gustase :)!
    Tengo pendiente revisitarla; uno de los problemas (que a lo mejor es lo que le pasa a Cerveza Rudimentaria) es que yo lo siento mucho pero el cascade de Lupulina a mi me da un sabor medicinal que no me agrada nada, pero lo usé porque era el lúpulo más fresco que tenía de lejos. Creo que se puede beneficiar mucho como habéis hecho de usar Citra o Mosaic, mucho más tropicales en aroma. Y si os animáis os doy otra idea que tengo pendiente: gaseosa con mango, un poco de limón y dryhop con los susodichos lúpulos, y no descarto incluso un toque picante con chile…
    Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • LOS CHICOS dijo:

      Pues sí, me gustó y me animó a hacer esta. Puede ser que como dices lúpulos con sabores más tropicales vayan mejor con el limón. Esta con Citra a mi me pareció que estaba muy bien. Lo de la gaseosa con mango, limón y dry hop suena interesante, no descarto hacerla más adelante.
      Gracias por el comentario (y de nuevo por la receta de la limhopnada 😉 )

      Me gusta

  3. Pingback: Lemonade with hops or Lemhopnade | LOS CHICOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .