Cerveza casera básica. Capítulo 1 – ¿Qué es la cerveza?

Como comenté en el resumen del segundo año del blog, este año quería comenzar una serie de entradas sobre cerveza casera empezando por lo más básico y que llegue hasta donde tenga que llegar. De primeras, al menos en las primeras entregas, no irá dirigido a los que ya sois cerveceros caseros de cualquier nivel, sino a aquellas personas que están interesadas por la cerveza pero aun no conocen prácticamente nada de ella. Vamos, a los que preguntan cómo se chapan las cervezas, los que creen que por ser más oscura una cerveza tiene más alcohol o los que piden rubias o tostadas (todos hemos estado ahí).

Como lo mejor es siempre empezar por el principio, en este primer capítulo vamos a empezar por intentar explicar qué es la cerveza. Si nos vamos a lo más simple, en la RAE definen cerveza como una bebida alcohólica hecha con granos germinados de cebada u otros cereales fermentados en agua, y aromatizada con lúpulo, boj, casi, etc. Aunque la definición es adecuada, el hecho de que deba ser algo corto y sencillo nos deja con algunas dudas.

Si nos vamos a la legislación, en el Real Decreto 678/2016, de 16 de diciembre que regula la fabricación de cerveza, aparte de muchas regulaciones que afectan al proceso de fabricación, ingredientes, prácticas prohibidas,… y que ahora no vienen al caso, se define la cerveza como el alimento resultante de la fermentación, mediante levaduras seleccionadas, de un mosto cervecero elaborado a partir de materias primas naturales. Demasiado simple y demasiado amplia para nuestro propósito.

Quizás esas dos fuentes no son las más adecuadas. Revisando un poco los libros sobre cerveza casera de mi biblioteca he encontrado algo que, posiblemente, nos ayude a comprender mejor que es exactamente la cerveza. En el libro “Mastering Homebrew“, Randy Mosher dice que la cerveza es “una solución líquida de agua y alcohol, con dióxido de carbono integrado, saborizada y coloreada con pequeñas cantidades de hidratos de carbono, proteínas, minerales, melanoidinas y cientos de compuestos aromáticos derivados de la malta, lúpulo y levadura”. Reconozco que, partiendo de cero, tampoco es una definición fácil de entender, pero creo que introduce conceptos muy útiles para ir desarrollándolos poco a poco. Partiremos de la última parte de esta definición, que incluye los ingredientes más comunes de la cerveza (malta, lúpulo y levadura) e iremos explicando cómo se llega a la primera parte de la definición a través de la descripción de dichos excipientes y los procesos necesarios para llegar al producto final.

Por ahora lo vamos a dejar aquí. En las próximas entradas trataremos de definir los ingredientes de la cerveza explicando qué son y como se obtienen. En el capítulo 2 comenzaremos por la malta, lo que muchos definen como el alma de la cerveza. Espero que con estos nuevos capítulos vayamos aclarando dudas y poco a poco todo vaya quedando más claro.

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Tutorial y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .