British Brown Ale, cerveza para el Match Beer 2018/2019, elaboración y cata

Mientras ya quedan apenas unas semanas para que empiece todo al ajetreo de la edición 2019/2020 del Match Beer de la ACCE, vamos a recordar en esta entrada la cerveza que elaboramos nosotros para la edición del año pasado formando parte del equipo Euskadi Oeste. Antes de seguir, para aquellos que no sepan de qué estamos hablando, haré una breve explicación sobre qué es el Match Beer de la ACCE, en mi opinión una de las actividades más entretenidas y en las que más se puede aprender, tanto de tus compañeros de equipo como de los componentes de otros equipos. Eso sí, reservada a socios, así que si leéis esto, no sois socios de la ACCE y os pica el gusanillo, ya sabéis.

El Match Beer es una organización por equipos organizada por la ACCE en la que equipos de cerveceros caseros de diferentes partes de la geografía española elaboran tres estilos de cerveza de acuerdo a la guía de estilos del BJCP (Beer Judge Certification Program), elegidos previamente por votación entre los socios. Los equipos se enfrentan con sus tres cervezas a otros equipos en diferentes rondas hasta que, al final, se llega a una ronda final que suele coincidir con la celebración del Congreso anual de la ACCE. En cada ronda y en la fase final se rellenan las hojas de cata según BJCP para asignar puntuaciones a cada cerveza. Cada equipo se organiza como mejor le venga para elegir que cervezas enviar. En nuestro caso hicimos una especie de “primarias” entre los que habíamos elaborado para ver qué cerveza de cada uno de los tres estilos es la que iba a competir. En esta ocasión tuvimos la fortuna de que nuestra British Brown Ale fuera elegida para representar este estilo (siendo los otros dos estilos del año pasado American Stout y Doppelbock).

Granos para la British Brown Ale

Aunque el calendario del Match Beer se conoce con mucha antelación y hay muchos meses para ir elaborando, al final se nos echó el tiempo encima (también me ha pasado algo parecido para la edición de este año) y la única opción de hacer algo fue elegir el estilo que menos tiempo requería para poder estar listo en el tiempo que quedaba. Tanto la American Stout como la Doppelbock habrían necesitado mucho más tiempo, así que tocaba ir a por la British Brown Ale. Como siempre, algo de investigación sobre el estilo, aunque en este caso parecía estar todo bastante definido. Evidentemente, los lúpulos y la levadura debían ser de origen inglés. En cuanto a las maltas, a pesar de no ser tampoco el abanico excesivamente amplio, es quizás donde más margen de maniobra puede haber en este estilo.  Según BJCP, la British Brown Ale es más maltosa que una Bitter, más fuerte que una Dark Mild y sin los sabores más tostados de una Porter. Esto reduce el espectro de maltas a pale (a ser posible inglesa), maltas caramelo y, en algunos casos, alguna malta un poco más oscura en una proporción no muy alta.

Basándonos en lo anterior y en lo que teníamos disponible, elegimos malta Golden Promise como nuestra base, acompañada de dos maltas caramelo. Crystal T50 para dar maltosidad y algo de dulzor y Crystal DRC para añadir notas más complejas y “oscuras” sin tener que usar maltas tostadas. Ambas evidentemente aportarían también color, que decidimos ajustar con una pequeña cantidad de malta chocolate. La guinda, algo de cebada en copos para potenciar la espuma. Como lúpulos nos inclinamos por el clásico inglés Fuggles y como levadura escogimos la Windsor de Lallemand.

Mosto antes de hervir

BRITISH BROWN ALE (MATCH BEER 2018/2019)

MALTAS/GRANOS
2,00 Kg (82,5%) de malta base Golden Promise (Thomas Fawcett) (5,0 EBC)
0,25 Kg (10,3%) de Crystal T50 (Simpsons) (133,0 EBC)
0,10 Kg (4,1%) de Crystal DRC (Simpsons) (300,0 EBC)
0,05 Kg (2,1%) de cebada en copos (Thomas Fawcett) (3,0 EBC)
0,02 Kg (1,0%) de malta chocolate (900,0 EBC)
LUPULOS
20,00 g de Fuggles (5,71% AA) en flor (hervido 50 minutos, 26,3 IBUs)
LEVADURA
Windsor (Lallemand)  (1 sobre previamente rehidratado)
DATOS NUMÉRICOS TEÓRICOS
Volumen: 10,50 L     DO: 1,046   DF: 1,011     %Alc: 4,6%     IBUs: 26,3     Color: 34,4 EBC     BU/GU: 0,572     Eficiencia: 65,00%
PERFIL AGUA
Ca: 111 ppm; Mg: 3 ppm; Na: 7 ppm; SO4: 80 ppm; Cl: 140 ppm HCO3: 35 ppm
MACERADO
67,0ºC durante 60 minutos
HERVIDO
60 minutos

Como podéis ver arriba, utilizamos una infusión simple como suele ser habitual en estilos ingleses, a una temperatura que nos diese un cuerpo medio. El perfil del agua lo modificamos con unos 25 mL de ácido sulfúrico y 3,6 g de cloruro cálcico para ajustar el pH del macerado a un teórico de 5,38 según Bru’n Water y, de paso, elevar algo el nivel de calcio. En cuanto al ratio cloruros:sulfatos, inclinado hacia los primeros para potenciar la maltosidad.

El proceso esta vez fue bastante acorde a lo planificado e incluso la densidad inicial quedó unos pocos puntos por encima de lo previsto (1,050 frente a 1,046 teórico). Después del hervido, enfriamos con el serpentín de cobre en unos pocos minutos hasta 18,5ºC (el agua de invierno se nota). Tras pasar el mosto a una damajuana, unos 11 litros, inoculamos la levadura que habíamos rehidratado en unos 100 mL de agua previamente.

Windsor, la levadura para la British Brown Ale

En esta ocasión teníamos la vinoteca/cámara de fermentación ocupada, así que dejamos la damajuana en una habitación donde la temperatura rondaba los 18ºC durante esos días. A las 16 horas de la inoculación ya se había formado un buen krausen, con el airlock borboteando a buen ritmo. Durante ese mismo día, el krausen se fue haciendo más grueso y la temperatura subió hasta unos 20ºC-21ºC. Los siguientes días el krausen fue desapareciendo bastante rápido y la temperatura comenzó a bajar hasta quedarse en la temperatura ambiente de unos 18ºC. Todo esto hacía indicar que la fermentación debía haber finalizado. Como además la cerveza había aclarado bastante debido a la floculación de la levadura y la sedimentación de restos de malta, seis días después del día de elaboración, me propuse embotellar la cerveza. Sin embargo, al medir la densidad final, ésta estaba en 1,019, algo alta, con lo que decidí dar un poco más de tiempo. No mucho más, ya que andaba muy justo para el día que habíamos quedado en nuestro equipo para elegir las cervezas a presentar. Así que un día después, y con la densidad en 1,018 (para un 4,2% de alcohol final), me decidí a embotellar.

British Brown Ale, al embotellar

Como no estaba seguro del todo de que hubiese llegado a la densidad final que debía (más bien creía que lo más seguro era que no lo hubiera hecho), decidí añadir azúcar para sólo 1,8 volúmenes de CO2 en la cerveza final por si acaso, pensando en que algún punto restante pudiera carbonatar el resto. Casi 10 litros de cerveza que dieron lugar a 28 botellas de 33 cL y a cruzar los dedos para que estuvieran carbonatadas (y no en exceso) para el día de la de las primarias del Match Beer.

Dos semanas después de embotellar (ya os había dicho que iba con el tiempo más que justo), fue la cata en la que elegimos las tres cervezas que irían a la competición por equipos. Como os he comentado antes, nuestra cerveza fue la elegida para el estilo British Brown Ale, así que el esfuerzo mereció la pena. El día de la cata la cerveza llegó bien de carbonatación, acorde al estilo. Había aclarado bastante y en general podría considerarse un buen ejemplo del estilo. Quizás un poco más de aroma a malta habría estado bien para redondear la cerveza.

British Brown Ale, resultado final

Para la parte final de la entrada, centrada en la cata de la cerveza, esta vez me basaré en las opiniones que tanto algunos de los equipos competidores como los jueces en la ronda final durante el congreso de la ACCE en Bilbao mostraron a través de las hojas de cata BCJP.

APARIENCIA: Color marrón medio, con una ligera turbidez. Espuma de textura cremosa de color beige de retención media.

AROMA: Notas de caramelo procedentes de la malta de intensidad media-baja. Sin presencia de ésteres. Ligera presencia de lúpulo de carácter terroso. En las primeras catas también apreciaron diacetilo, lo que cuadraría con haberla embotellado antes de lo debido. Sin embargo, en la cata final ninguno de los jueces mencionó esto, por lo que supongo que levadura limpiaría este diacetilo en las semanas que pasaron desde las primeras catas hasta la fase final. Por el contrario, en esta última cata también se hace mención a algo de oxidación.

SABOR: Sabor a malta caramelo medio, con cierto dulzor. Amargor medio-bajo y muy ligera aportación del lúpulo, de carácter terroso. En alguna de las primeras catas se vuelve a mencionar ligero diacetilo. Equilibrio hacia las maltas.

SENSACIÓN EN BOCA: Cuerpo medio, con carbonatación media-alta. Sin presencia de alcohol. Muy ligera cremosidad y sin astringencia.

Como media de puntuación entre las diferentes hojas la cerveza tuvo un 31, lo que ayudó a conseguir el tercer puesto por equipos (con la American Stout con estrella de nuestra delegación), tal y como contamos en el resumen del congreso de Bilbao. Al final, teniendo en cuenta las circustancias, sobre todo de falta de tiempo, hemos quedado satisfechos con el resultado obtenido. Como punto a mejorar, sin duda, aumentar el aroma a malta característico del estilo. Y una vez más, hemos vuelto a descubrir que los estilos ingleses, al igual que nos pasó al elaborar una dark mild, aunque no estén de moda entre los cerveceros caseros (ni comeciales), suelen ser estilos relativamente sencillos y rápidos de elaborar y, en la mayoría de los casos, dan lugar a cervezas muy disfrutables. Elaborar alguno de ellos de vez en cuando es más que recomendable.

Esta entrada fue publicada en cata, concursos, elaboración y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a British Brown Ale, cerveza para el Match Beer 2018/2019, elaboración y cata

  1. Buenas!
    Tal vez el diacetilo aparecía porque no había acabado de limpiar bien la levadura, y más si seguía bajando la densidad, si es que siempre nos pilla el toro para el match jajaja.
    A mi cada vez me gustan más estos estilos, fáciles de beber y muy agradecidos si están bien elaborados, pero en la era del lúpulo no tienen mucho éxito…

    Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

  2. LOS CHICOS dijo:

    Sí, un par de días más subiendo un poco la temperatura y me habría librado del diacetilo, pero es lo que tiene elaborar con tantas prisas, jeje. Yo últiamente casi siempre tengo algún estilo inglés para beber entre lo que tengo en casa. Como dices, son estilos muy agradecidos y se beben en cualquier momento.

    ¡Saludos!

    Me gusta

  3. Pingback: Belgian Pale Ale, receta para el Match Beer 2020 | LOS CHICOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .