Cata gose con frutas (3/3) – Gosegra – Gose con granada

Para terminar la tanda de las tres goses con fruta que elaboramos al mismo tiempo queda describir cómo resultó la versión a la que añadimos granadas, a la que denominamos Gosegra. Antes de nada, como algunos recordaréis, durante la elaboración vimos que, así como la gose con piña y la gose con moras habían terminado con una densidad final de 1,008, esta con granadas había terminado en 1,016. El miedo a que no hubiese atenuado lo suficiente que teníamos finalmente se confirmó cuando empezamos a abrir las botellas de esta versión, con géiseres por doquier. Intentamos liberar algo de presión abriendo míminamente las chapas, pero no hubo mucha suerte. Por lo menos, ninguna botella estalló. A pesar de esto y, aunque siempre perdíamos bastante del contenido de cada botella, conseguimos beber todas las botellas. Para otra vez, aunque nos suponga buscar tiempo donde no haya, está claro que no nos arriesgaremos a embotellar con una densidad final tan alta (siempre frente a la teórica, claro).

Gosegra, gose con granadas

En apariencia esta versión con granada es, de lejos, la más turbia de todas. Probablemente algo se deba a la mezcla de levadura del fondo de la botella y el líquido al abrir las botellas debido al exceso de gas. Aparte de esta turbidez, es de un color rosa chicle y tiene una espuma blanca que desaparece bastante rápido.

En el aroma, se nota sobre todo ésteres frutales, provenientes seguramente de la granada. Apenas hay nada más, con nulo rastro del lúpulo y no aparente de la malta.

En el sabor, la acidez es muy agradable, en parte porque me da la sensación que, la granada, después de fermentarse todos los azúcares, deja una mezcla de ésteres frutales muy buena. También da la sensación de ser algo más amarga que las otras goses a las que añadimos zumo de piña y moras. Como en el aroma, no se aprecia para nada el lúpulo y apenas la malta.

En cuanto al cuerpo, tiene un cuerpo medio y la sensación de sequedad es mucho menos aparente que en las otras variantes que elaboramos con moras y zumo de piña. La carbonatación, como podéis imaginar, está por las nubes.

A pesar del pequeño desastre que ha supuesto el haber embotellado la cerveza antes de que terminase de atenuar, lo que hemos podido probar me ha dejado con la sensación de que las granadas pueden ser un ingrediente muy a tener en cuenta para futuras elaboraciones, bien sea en cervezas ácidas como esta o en algunas ales más bien oscuras. Os iremos contando en próximas elaboraciones aunque, eso sí, nos aseguraremos bien de que esté completamente atenuada antes de embotellar. Por el bien de la cerveza y por la seguridad, que nunca está de más.

 

Esta entrada fue publicada en cata y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cata gose con frutas (3/3) – Gosegra – Gose con granada

  1. Pingback: Gose con frutas – Parte 2/2 – Añadiendo las frutas | LOS CHICOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .